Featured Posts

  • Prev
  • Next

No regales el dinero de tu Cuenta de Gastos Flexibles

Posted on : 10-04-2013 | By : admin | In : consejos

Tags: , , , , , , , , ,

0

Quién dice que no puedes utilizar el dinero que te quedó en tu Cuenta de Gastos Flexibles del año pasado.

 

En general cuando termina el período anual que tiene tu Cuenta de Gastos Flexibles (Flex Spending Account), ya no es posible utilizar el balance de la cuenta. En este caso aplica la conocida regla, Utilízalo o Piérdelo: “Use it or Lose it.”  Sin embargo, en estos casos es cuestión de conocer algunos detalles que aunque no lo creas los llamados “Profesionales en Beneficios,” a los cuales debes llamar para que te orienten  en cuanto a estos planes con frecuencia entienden mucho sobre las ventajas fiscales, no obstante, carecen de conocimientos profundos sobre otros detalles que pueden parecer muy simples pero que podrían ayudarte a no perder el balance al final del período de beneficios. 

 

Flexible Spending Account © by trenttsd on Flickr

En realidad existen tres detalles muy importantes que debes conocer sobre las Cuentas de Gastos Flexibles:

En primer lugar es de suma importancia tomar en cuenta la fecha en que se incurrió el cargo.  Siempre y cuando el cargo haya ocurrido durante el período anual de cobertura, puedes llenar o presentar un formulario de reembolso a la compañía que maneja las Cuentas de Gastos Flexibles de tu empleador. Por tanto, mi recomendación es que revises tus estados de cuenta de tu institución financiera, cheques cancelados o recibos y/o facturas que hayas pagado por visitas al médico, servicios de transporte por ambulancia, boletos aéreos u otros gastos que hayas hecho para poder recibir atención médica. Incluso, puedes incluir gastos por estacionar tu vehículo o compra de comida (alimentos) durante dichas visitas a tu doctor o estadía en un hospital.

Los copagos que haces para visitar al médico, exámenes de laboratorio, rayos X o radiografías, etc. son elegibles para reembolso. También tus recetas o prescripciones médicas califican para dicho reembolso.

Si te es imposible reunir los datos, facturas u otros para determinar tus gastos médicos es aconsejable que llames a tu seguro médico para que te envíen un listado de todas tus visitas médicas y los de los otros miembros de tu familia que estén bajo tu seguro médico. Tu farmacia puede proporcionarte un listado de todas las recetas prescritas que hayas comprado durante el período de cobertura o durante el año. No olvides incluir alguna prescripción que hayas comprado en otra farmacia o si cambiaste farmacia durante el año también obtén el listado de medicamentos de la otra farmacia.

Otros gastos que debes incluir son tus gafas o lentes graduados, lentes de contacto y no digamos los pagos que hayas incurrido donde el dentista o algún programa de ejercicios que te haya recomendado y recetado tu doctor para prevenir problemas de salud e incluso algunos tratamientos como lo son la acupuntura, lasik o de fertilidad. Estos últimos generalmente no los cubre tu seguro de médico, únicamente en algunos estados o bajo ciertas circumstancias. Sin embargo, los fondos que contribuyes a tu cuenta de Gastos Flexibles sí puedes utilizarlos para cubrir estos gastos. A continuación te ofrezco dos enlaces para que puedas ver qué servicios puedes recibir y pagar con tu Cuenta de Gastos Flexibles y luego qué productos necesitan receta médica para que sean elegibles para reembolso.

Recuerda que son tres detalles. El segundo y tercero los revelaré en un próximo artículo. Regresa pronto y entérate.

Comments are closed.

Rss Feed Tweeter button Facebook button Technorati button Reddit button Myspace button Linkedin button Webonews button Delicious button Digg button Flickr button Stumbleupon button Newsvine button Youtube button